Connect with us

Capacidad

Cómo preparar una fiesta para festejar a los abuelos

Conoce te 488326

Llega el mes de octubre y con él dos fiestas muy importantes: Halloween y La Castanyada. Aunque ambas tienen una historia muy antigua con ciertos parecidos y se celebran en el mismo día, también tienen muchas diferencias. Qué celebramos en Halloween y en La Castanyada Tanto Halloween como La Castanyada son celebraciones que tienen lugar para recordar a las personas queridas que ya no se encuentran con nosotros. Han sido siempre, por tanto, dos maneras diferentes de rendir homenaje a los difuntos. En aquella época se organizaban comidas en honor a los seres queridos que habían fallecido.

Cómo preparar una fiesta para festejar a los abuelos 5 ideas para adornar y amenizar una celebración para tus seres queridos. Dependiendo del espacio que tengas, antes de comenzar con la decoración debes decidir si prefieres actuar la fiesta fuera o dentro de casa. Si tienes un patio o un jardín con toldos que ofrezcan suficiente sombra, septiembre es el mes perfecto para celebrar al aire libre. Si haces la fiesta dentro de casa, designa un espacio para la comida principal y, si es posible, otro anexo para disfrutar después del café y la sobremesa.

Ideas divertidas para decorar tu fiesta de fin de año De los globos a las 12 uvas, espera el Año Nuevo con tradición. En su lugar, pon solamente bolas doradas, plateadas o blancas o, si lo prefieres, una combinación de los tres colores de distintos tamaños. Para hacer individuo de mis arreglos favoritos, compra globos transparentes y pon dentro, usando un embudo pequeño, confeti de distintos colores. Al inflarlos, los pedacitos de confeti se adhieren a distintas partes del interior del globo, dando un aire divertido y festivo. Como alternativa, en vez de confeti, puedes usar pedacitos de cualquier otro papel ligero y brillante.

Una vez aguijoneada, la imaginación es un caballo que se desboca, y al que no sirve tirarle de la rienda. Por pasar el rato, me decidí a escribirla, como, en alcance, lo hice. Yo no la oí en el mismo lugar en que acaeció, y la he escrito volviendo algunas veces la cabeza, con alarma cuando sentía crujir los cristales de mi balcón, estremecidos por el aire frío de la noche. Sea de ello lo que quiera, ahí va, como el caballo de copas. Refrena tu yegua; yo también pondré la mía al paso, y mientras dure el camino te contaré la biografía.

En cuanto al destino de las almas de los que mueren por achaque, generalmente se cree en el cielo, el purgatorio y el infierno. Cada municipio de la Sierra presenta variantes en cuanto a la forma de enterrar y conmemorar a sus muertos. Para el velorio, tanto de hombres como de mujeres, los asistentes llevan canastas con flores, cuatro o cinco velas, café y panela, y si es posible una gallina. Por lo general todo el pueblo esta actualidad y come en la casa del difunto. Para velarlo se coloca una cera en la cabecera y una cruz que se a traído de la iglesia; solamente se les reza y canta si el difunto o la difunta estaban casados. En la sepultura se coloca una cruz de madera en el fondo, encima de ella va la caja, de volumen muy reducido, como ciñendo el cuerpo del difunto; la tumba se cubre con tierra y con flores, y sobre ella se coloca una reducida cruz de palma. A los difuntos adultos se les canta con voces muy bajas desde la casa aun el panteón; a los niños se les acompaña con un tambor que suena rítmicamente durante todo el andadura. A los 40 días se saco la jícara con agua, el bulto y las flores que quedaron y se entierran, y con ello se considera que el muerto se ha ido definitivamente de la casa. En el panteón, las mujeres se entierran del lado izquierdo y los hombres del derecho.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.