Connect with us

Capacidad

7 razones por las que cuesta tener amigos

No se 281355

Por otra parte, las relaciones de amistad ayudar a fortalecer la salud y a prevenir la soledad y el aislamiento. A medida que envejecemos, muchos de nosotros luchamos para hacer amigos o mantener viejas amistades. Pero el trabajo, la familia y otros compromisos pueden hacer que esto sea complicado. Sea cual sea la edad o las circunstancias, nunca es demasiado tarde para hacer nuevos amigos o reencontrarse con viejas amistades.

Comprender qué cuestiones pueden hacer difícil empatar nuevas amistades es el siguiente. Entonces, sigue leyendo… El primero motivo por el que cuesta tener amigos es que se necesita trabajo para albergar la amistades a lo largo del tiempo. Conocer gente puede ser ya una cuestión complicada para algunas personas a medida que se hacen mayores. Así muchas personas llegan a la edad adulta y se dan cuenta que no tienen apenas amigos, ya muchos anhelan tener este tipo de relaciones. Motivos que dificultan la armonía Las personas que sienten que no tiene muchos amigos deben tener en cuenta las posibles razones por las que ocurre esto. Para empezar hay que tener en cuenta que las reglas del juego cambian con los años.

La amistad es el vínculo estrecho que se forma entre dos personas o un grupo. Esta suele estar basada emociones como el afecto, el admiración, la lealtad o la simpatía. Por ello, resulta fundamental buscar vías de potenciación de las relaciones de armonía. Así, diversos estudios han demostrado que las relaciones sociales influyen incluso en la esperanza de vida de las personas. Por otro lado, no hay que confundir estas dificultades para actuar amigos con la fobia social. Como ya hemos dicho, cuando hablamos de dificultades para hacer amigos no estamos refiriéndonos a la fobia social; se trata, por el contrario, de personas que no disponen de grandes capacidades sociales, lo que les impide abrirse adecuadamente.

Eran tus vecinos, tus compañeros del cole o tus primos, gente de tu edad con la que compartías abundante tiempo y a la que muchas veces bastaba con preguntar directamente si querían ser tus amigos. En la adolescencia y como veinteañero, la localización seguía propiciando la aparición de nuevas amistades: en el instituto, de confusión, en la universidad Sin embargo, una vez cumplidos los 30 mucha familia empieza a sentir que hacer nuevos amigos es casi imposible. Un análisis realizado por las universidades de Aalto Finlandia y Oxford Reino Unido en confirmó esa sensación de que con la edad se reduce nuestro círculo de contactos. Desde ahí se inicia una caída en picado, especialmente en el caso de los hombres, que mantienen menos amigos conforme se adentran en la treintena. Pero cree que no tiene tanto que ver con la edad como con las antecedentes de vida. No obstante, cuenta que él lo ha conseguido a abecé de ir todos los fines de semana al mismo bar y andar siempre con la misma gente.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.