Connect with us

Capacidad

Por qué tener varias parejas podría traer numerosos beneficios

Sitios de 252845

Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta Exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años. Alegría que se renueva y se comunica 2. Los creyentes también corren ese riesgo, cierto y permanente. Muchos caen en él y se convierten en seres resentidos, quejosos, sin vida. Ésa no es la opción de una vida digna y plena, ése no es el deseo de Dios para nosotros, ésa no es la vida en el Espíritu que brota del corazón de Cristo resucitado. Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso.

Garduño trad. El ruiseñor y la rosa -Ha dicho que bailaría conmigo si le llevaba unas rosas rojas -se lamentaba el joven estudiante-, pero no hay en todo mi jardín una sola rosa roja. Desde su guarida de la encina oyole el ruiseñor. Miró por entre las hojas admirado. Le he cantado todas las noches, aun sin conocerle; todas las noches repito su historia a las estrellas, y ahora le veo. Si le llevo una rosa roja, la tendré en mis brazos. Pero no hay rosas rojas en mi jardín. Sufre todo lo que yo canto: todo lo que es alegría para mí, para él es pena. Perlas y granates no pueden pagarle porque no se halla expuesto en el alhóndiga.

Telegram San Agustín nació en el añada en la ciudad de Tagaste en la actual Argelia y murió en en Hipona, el lugar al que su nombre quedó unido para la historia. Augustine, Florida Estados Unidos. Agustín de Hipona, San Agustín, es un caso curioso en la historia. Vagó perdido durante décadas, sin ser advertido de ligarse firmemente a unas creencias o valores que dieran sentido a su vida. Todo cambió con la fe cristiana.

Adoptado con amor cada día por la Iglesia, es anunciado con intrépida fe como buena noticia a los hombres de todas las épocas y culturas. Jn 16, Pero es así en esa « vida » adonde encuentran pleno significado todos los aspectos y momentos de la vida del hombre. Valor incomparable de la andoba humana 2. Lo sublime de esta vocación sobrenatural manifiesta la grandeza y el valor de la vida humana incluso en su fase temporal. La Iglesia sabe que este Evangelio de la vida, recibido de su Señor 1 , tiene un eco profundo y persuasivo en el corazón de cada persona, creyente e incluso no creyente, porque, superando infinitamente sus salidas, se ajusta a ella de guisa sorprendente. Rm 2, el valor sacro de la vida humana desde su inicio hasta su término, y afirmar el derecho de cada ser benigno a ver respetado totalmente este perfectamente primario suyo. Los creyentes en Jesucristo deben, de modo particular, defender y promover este derecho, conscientes de la maravillosa verdad recordada por el Junta Vaticano II: « El Hijo de Dios, con su encarnación, se ha unido, en cierto modo, con todo hombre ». La Iglesia, escrutando habitualmente el misterio de la Redención, descubre con renovado asombro este valor 3 y se siente llamada a agorar a los hombres de todos los tiempos este « evangelio », bebedero de esperanza inquebrantable y de verdadera alegría para cada época de la historia.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.