Connect with us

Opciones

Internet tests

Donde conocer a 442886

El retornar a las edades medias, que amaba preferentemente el romanticismo tradicional, encontró eco sonoro en Cataluña, donde el recordar aquellos siglos significaba unirse a un pasado, gloriosa de su historia, en el que la lengua catalana tuvo un largo esplendor. Movimiento regional, Renaixensa 1 que inclinó desde un primer momento las mentes hacia el espíritu que informó las obras de Walter Scott, como encarnación de esa dorada edad que añoraban. Contribuyeron a ello no poco los artículos y publicaciones de El Vapor, que fundara en López Soler. Fue agente fiscal de la Audiencia de Barcelona renunciando a este cargo para dedicarse de lleno a las letras. Los periódicos que durante mucho tiempo tuvieron su colaboración fueron El Diario de Barcelona y El Telégrafo, haciendo desde ellos popular el seudónimo de Aben Abulema y de Bejamín. Tal fue su afición a las antigüedades, que llegó a reunir una notabilísima colección. Tradujo -también obras literarias, como Historia de las vestales, La noya fugitiva de Grossi,El desafío de Barleta, Indiana y Los misterios de París.

En vuestra claridad vi mi alegría escurecerse toda y enturbiarse; cuando os cobré, perdí mi compañía. Convida a un dulce sueño aquel manso rüido del agua que la clara fuente envía, y las aves sin dueño, con canto no aprendido, hinchen el aire de dulce armonía. Duerme, garzón cansado y afligido. Gran consuelo me afuera en cualquier mal tu compañía, mas tengo en esto por contrario el cielo. Albanio Con un amigo semejante, verdad es eso cuando el achaque sufre cura, mi Salicio, mas éste ha penetrado hasta el hueso.

Los cinco principales errores que suelen cometerse, y que afectan directamente al resultado final, y no para bien, son: 1. Freír inmediatamente después de asomar de la nevera Poner la carne directamente de la nevera al achicharradero o al fuego puede llevar a una cocción irregular. De esta forma, se consigue conservar el sabor en su interior. Si hay humedad en la superficie de la carne, el agua puede hervir y se convierte en vapor, aspecto que no permite que la carne quede dorada y se selle bien. Por tanto, la sartén o la plancha tienen que estar muy calientes. Por tanto, antiguamente de poner la carne en la sartén, debe añadirse un poquito de aceite y calentarlo bien, pero sin que llegue a humear. Cuando el aceite esté bien caliente, se añade la carne. Lo que se consigue haciendo esto es facilitar que la carne se pegue en la paila. Las chuletas de cerdo o el bistec, por ejemplo, necesitan un tiempo determinado de tiempo para que se cocine bien la superficie.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.